martes, 29 de enero de 2013

Escogidistas Ocoeños Celebran su Fiesta

Los fanáticos Escogidistas ocoeños celebraron este domingo 27 de enero la corona número 15 de los Leones del Escogido con una caravana por las principales calles del municipio San José de Ocoa y llegando hasta el municipio Sabana Larga, para finalizar con una gran fiesta en lo que llamaron la "Zona Roja" en la calle General Cabral esq. calle Sánchez.
Desde las tres de la tarde se escuchó el ruido por las calles de las motocicletas de todo tipo que comandaban esta caravana roja en la que cientos de ocoeños se desplazaron en un recorrido de celebración por el décimo quinto campeonato ganado por el Escogido.
Era notoria la alegría de los fanáticos escogidistas que han podido celebrar tres coronas en los últimos cuatro años del béisbol invernal de la República Dominicana, superando los otros 5 equipos que compiten en este torneo.
Es costumbre que los fanáticos celebren el día en que se gana el torneo de manera espontánea, pero también hacer otra manifestación de celebración al domingo siguiente, con más organización aunque no con el mismo sabor, pero si entusiasmo.
Esta es la fiesta de la victoria que es disfrutada mayormente por las nuevas generaciones de escogidistas, así como una satisfacción para los que han tenido el placer de celebrar otros campeonatos, aunque este equipo tuvo una sequía de 17 años, casi 2 décadas, pero esta vez ha renovado fuerzas con el grito "Duro de Matar".
Para estas caravanas se recurre a utilizar cada cosa que los pueda identificar y en este caso vemos una corona de campeón, un león de peluche con su corona y un letrero que dice "comí águila a la parrilla" en referencia a la mascota que representa el equipo derrotado en la serie final.
El Escogido clasificó derrotando a los Tigres del Licey en un juego de vida o muerte y luego pasa a la serie de Round Robin al jugar un partido extra frente a los Gigantes del Cibao, para después pasar a la serie final precariamente, lo que dio paso al slogan de "Duro de Matar" y finalmente tuvo una serie con las Águilas Cibaeñas que fue por la vía de la "barrida" (5-0).
Aunque hubo algunos juegos apretados, Los Leones del Escogido le ganaron de manera fácil a las Águilas Cibaeñas, que se esperaba jugara un mejor papel, pues dominó fácilmente la serie regular y la serie del Round Robin, pero se encontraron un hueso duro de roer que se fue reforzando con jugadores de otros equipos.
La fiesta de celebración de los fanáticos ocoeños escogidistas fue en la denominada "Zona Roja", donde pintaron el logo del equipo escarlata en la intersección de las calles General Cabral con Sánchez, donde hubo música alta con un "disco light" hasta tarde en la noche.
Los escogidistas Juan, Héctor Guerrero, César Méndez y Radhamés Sánchez disfrutando de la fiesta escarlata; tercera en los últimos cuatro años. La fanaticada del Escogido está contenta con la nueva directiva, pues ahora existe mística ganadora.
Los fanáticos recurren a la creatividad y preparan este tipo de banderolas para identificarse con el equipo que han seguido desde pequeños. El amor por un equipo se adquiere desde chiquito y se convierte en un fanático que siente y padece, tanto las victorias como las derrotas de su equipo.
Muchos fanáticos disfrutaron de esta fiesta, aunque menor que en años anteriores, quizás porque este campeonato no tiene el mismo sabor que el conseguido hace tres años luego de pasar 17 años esperando por la victoria.
Así como las nuevas generaciones los disfrutan, hay quienes se han gozado las 15 coronas ganadas por el equipo de los Leones del Escogido y aún esperan más de este equipo que ha sido el rey de la nueva década.
Felicitar los fanáticos escogidistas en la celebración de su décima quinta corona y que se prepara para ir en busca de su quinta corona de Serie del Caribe que se celebrará en México a partir del primero de febrero frente a los países Puerto Rico, Venezuela y el país sede, México.
Los fanáticos ocoeños escogidistas celebraron una vez más en un ambiente festivo en la calle y se sienten satisfecho con lo logrado por su equipo Leones del Escogido, esperando continuar con la mística que los ha convertido en los más ganadores de la década en curso.