viernes, 10 de mayo de 2013

Ocoa Tiene Una Oferta Ecoturística Envidiable

Hace mucho tiempo que San José de Ocoa es un destino ecoturístico, a pesar de que ha sido sin las orientaciones de lugar y recibiendo beneficios mínimos; desarrollado sólo por los visitantes esporádicos que se han convertido en multiplicadores que divulgan las bondades de los recursos naturales, culturales y biodiversidad en la provincia, a través de anécdotas, fotografías y experiencias inolvidables. Foto: Valle Nuevo, Ocoa.
Se conoce el potencial ecoturístico de Ocoa y aunque existen algunos caminos que hacen difícil el acceso a lugares exquisitos de la naturaleza, no menos cierto es que los aventureros les gusta este tipo de experiencias en vehículos especiales para ese tipo de caminos, por lo que vender esos lugares como destino no debe ser una proeza. Ciertamente deben existir las condiciones para que los visitantes se sientan bien, pero entiendo que la mayor condición es el recurso natural y cultural, pues con lo demás se puede rejugar gracias a la variedad de destinos en Ocoa. Foto: Presa Jiguey en paraje Palo de Caja, Ocoa.
El ecoturismo no es fácil de vender en cualquier parte del mundo, pues la mayoría prefiere el turismo convencional; sol y playa, pero en los últimos tiempos hay una tendencia a vivir la experiencia con la naturaleza y la cultura de los pueblos. Algo determinante e importante para este desarrollo ecoturístico es el alojamiento de los visitantes, así sea hasta para campamentos, por lo que se hace necesario una inversión en estructuras físicas que permitan a los visitantes llevarse una buena impresión y se conviertan en promotores gratuitos del ecoturismo. Foto: Casa en comunidad de Tatón, Ocoa.
Los ocoeños con oportunidad de invertir en proyectos de infraestructura como cabañas ecoturísticas en lugares accesibles, ricos en recursos naturales y culturales que puedan llamar regularmente la atención de los visitantes, pueden lograr un buen negocio, siempre y cuando se promuevan las bondades de San José de Ocoa, que en muchos casos no tiene nada que envidiarle a otros lugares. No tiene que ser un proyecto gigantesco, pero tampoco mediocre, pues la idea es ir construyendo poco a poco un proyecto sustentable. Foto: Casa privada de veraneo en Rancho Arriba, Ocoa.
La población local debe ser involucrada en los proyectos y a falta de conocimientos y recursos económicos para invertir, se les debe proporcionar o facilitar ambas cosas. Los conocimientos es fácil llevarlos, mientras que los recursos económicos no tanto, pero hay mecanismos para hacer sustentable el negocio y pueda pagar un préstamo con facilidades extremas, es decir, cuando se pueda. El turista le gusta este tipo de casas originales del campo, al menos por fuera, y por eso, una casa tan sencilla como ésta solo hay que arreglarle ciertas cosas y ponerla bien bonita con poca inversión, pero que por dentro tenga las condiciones para dormir en tranquilidad. Foto: Casa en Los Anones, Ocoa.
El dilema en Ocoa para algunas zonas y parques nacionales, son las vías de comunicación, pues no son las mejores, pero con vehículos de doble tracción no es tan difícil el camino, además de que la modalidad enduro encuentra en estos caminos su mejor terreno y la campaña para llegar a estos lugares deben ser en ese sentido; para los aventureros y fanáticos de esta modalidad del motociclismo. Foto: Camino al Manaclar, Ocoa.
Sólo el municipio Rancho Arriba en Ocoa tiene un potencial de recursos naturales inagotables, de igual manera los recursos culturales. El ojo de agua tiene una historia singular y que toda la comunidad conoce, por lo que es un gran atractivo de esta zona. Similar a éste, existen los tres ojos de agua, pero además unos siete saltos y un parque nacional. Alrededor de tres hotel tienen en el lugar, que con una buena motivación y promoción para descubrir éstos lugares, se verían en la obligación de ampliar la capacidad de ocupación. Foto: Ojo de Agua en Rancho Arriba, Ocoa.
Rancho Arriba tiene muchos espacios para invertir en infraestructura tipo cabañas ecoturísticas, pero el problema está en dar a conocer toda esta riqueza natural y cultural que existe en la zona, y eso se hace con una campaña que promueva los atractivos con las facilidades para los visitantes. Casi siempre se hace una agresiva campaña publicitaria al principio, pero luego los mismos visitantes se encargan de multiplicar, por lo que esa campaña puede bajar de intensidad. Ahora bien, los inversionistas necesitan la ayuda de esos organismos que tienen el deber de hacer que los visitantes vengan al lugar. Foto: Paisaje en Rancho Arriba, Ocoa.
El ecoturismo en Ocoa debe garantizar la oportunidad de negocio para la comunidad y que pueda sostener el bienestar de la población. La agricultura es un gran recurso para un determinado grupo de visitantes que se ven interesados en conocer como se producen los alimentos del campo y en cada comunidad se encuentran personas que viven día a día la agricultura, que se pueden convertir en guías expositores del proceso de siembra. Foto: Vivero en Sabana Larga, Ocoa.
Como turismo de montañas, hay quienes les gustan ver o realizar saltos de Rapel, por lo que hay lugares donde se les puede ofrecer esta actividad de aventura, que además el lugar pudieran tener puentes de madera y sogas que trasladen de un lugar a otro y que es ideal para los que buscan un poco de adrenalina. Foto: Cueva de los Indios en Parra, Ocoa.
No hay nadie que conozca más los lugares que los pobladores locales, por lo que representan un gran recurso para servir de guía y contar historias del lugar, y ésto debe ser un empleo a desarrollar en la comunidad por parte de una posible industria ecoturística en Ocoa. Esto es una forma de elevar los niveles de bienestar de la población rural, además de preservación de la identidad cultural y los ecosistemas. Sólo necesitan un poco de orientación como guía, pues tienen los conocimientos de la zona. Foto: Comunitario de Tatón, Ocoa.
Los recursos culturales y gastronómicos son esenciales en el ecoturismo, y la diversidad que se encuentra en Ocoa tiene pocos limites. Las actividades tradicionales en las comunidades y que tienen cientos de años de historia, es un atractivo para el turista, que aquí encuentran la oportunidad de conocer el proceso de algunas costumbres, pero además de la comida típica en el lugar o para la ocasión. Esto entraría entre un conjunto de conocimientos dentro de la oferta ecotirística. Foto: Comida para Nochevela anual en La Horma, Ocoa.
San José de Ocoa en el año tiene dos carnavales en el municipio cabecera y otro en Rancho Arriba, pero además fiestas patronales en cada municipio y distritos municipales, que es un recurso importante y que atrae visitantes, pero que igual necesita una buena planificación, promoción e imprimirle mayor calidad si se quiere lograr una industria ecoturística sustentable en la provincia que tenga éstos elementos culturales bien estructurados. Foto: Carnamaniel, Ocoa.
En Ocoa existen personas que conocen la técnica del ecoladrillo que promueve el cuidado del medio ambiente y es otro recurso que se puede aprovechar hasta para la construcción de viviendas ecológicas en diferentes puntos estratégicos, lo que sería un atractivo, pero además educativo proyecto que construye respeto y conciencia ambiental. Enseñar a los turistas el proceso de elaboración es una gran idea también y para ello es importante involucrar personas de la comunidad que aprendan la técnica. Se puede lograr grandes cosas con este proyecto. Foto: Construcción de banco ecológico, Ocoa.
Los centros turísticos y de diversión privados de Ocoa tienen mucha importancia, pero éstos tienen que darse cuenta de lo que representa la industria del ecoturismo para ellos y las ganancias que les puede generar con un poco más de esfuerzo para dejar de conformarse con lo suficiente. Rancho Francisco es el lugar por excelencia de Ocoa, pero tiene que ir más allá del turismo local. Debe ser algo en conjunto, pues el crecimiento del ecoturismo en Ocoa, es el crecimiento de este tipo de negocios que emplean a ciudadanos ocoeños. Foto: Piscina de Rancho Francisco, Ocoa.
Los centros como éste que también dan servicios múltiples, incluyendo el habitacional, deben fortalecer las relaciones con los organismos de la industria del ecoturismo en Ocoa, porque los más beneficiados son ellos con la ayuda que le pueda proporcionar la industria que solo busca el desarrollo de la provincia y atraer visitantes para éstos lugares que brindan un servicio a los turistas. La campaña promocional necesita de estos espacios para que pueda ser efectiva y luego el deleite del cliente que pueda irse satisfecho para que regrese, además de multiplicarlo. Foto: Terraza de baile Rancho Francisco, Ocoa.
Rancho Francisco, sin dudas es el principal lugar que todo ocoeño puede exhibir como centro para disfrutar, pero sólo en fechas especiales logra llevar una numerosa clientela, muchos de ellos solo para el uso de la piscina y un consumo mínimo. La estrategia es hacer que todos los hoteles de Ocoa logren ocupación de manera constante todo el año, se active más la economía y crezca la empleomanía, además de las ofertas de servicio y quizás nuevos proyectos hoteleros. Foto: piscina en Rancho Francisco, Ocoa.
Otra cosa importante y necesaria es la señalización de los lugares identificados como recursos naturales para visitar o que sirvan de guía para llegar a ellos. También que envíen un mensaje a los turistas de conservación de la naturaleza y patrimonios históricos. El ecoturismo debe llevar a mejorar la calidad de vida de las personas que viven cerca de los recursos naturales y espacios que serían uso de los visitantes; beneficiados directa e indirectamente a los pobladores. Foto: inicio del Parque Nacional Valle Nuevo, La Horma, Ocoa.
Uno de los mayores atractivos en el Parque Nacional Valle Nuevo y específicamente en las pirámides, que anualmente recibe miles de personas y no recibe mucho más por las condiciones de la vía de comunicación, además de que no es promovida como destino, más que por los que han disfrutado de el maravilloso clima y que nadie se va sin una fotografía de la peculiar pirámide. Una fotografía recorre el mundo en instantes a través de las redes sociales. Foto: Pirámide en Valle Nuevo, Ocoa.
Valle Nuevo, como es conocido, pero que realmente tiene el nombre de Parque Nacional Juan Bautista Pérez Rancier, tiene un clima de temperaturas bajas todo el año, puntualizada en las épocas frías y que muchos visitantes disfrutan. También está lleno de historia con el Monumento al Coronel Caamaño y todo lo que involucra su asesinato junto a otros héroes nacionales y los guerrilleros que le acompañaron. Foto: Valle Nuevo, Ocoa.
El lugar tiene grandes atractivos y por eso llegan miles de personas al año que muchas veces se quedan de un día para otro por el largo viaje. Es ideal acampar en este lugar junto a grupos de diferentes provincias, algo que las agencias deben introducir como plan piloto en su catálogo de paquetes de ofertas, pues solo se concentran en el turismo convencional; claro, por ser más rentable y fácil de vender. A pesar de lo largo del viaje y las condiciones de la carretera, es una increíble experiencia que debe estar en la agenda de cada ciudadano. Foto: Valle Nuevo, Ocoa.
En las pirámides de Valle Nuevo y todo el parque nacional, el visitante encontrará escenas únicas e inolvidables, además de la aventura con un clima que termina en un compartir con fogata, cuentos, canciones y casas de campaña. Lo ideal es ofertar grupos aventureros por una o dos noches, luego de crear las condiciones favorables para un buen estadía. Quien es amante de noches con temperaturas muy bajas, aquí se encontrará con ello en cualquier estación del año. Foto: amanecer en las Pirámides, Valle Nuevo, Ocoa.
San José de Ocoa, provincia ecoturística, no puede esperar más ni dejar que ese título solo se quede en papeles y en una inversión estéril, que no vaya al punto real de desarrollo ni se quede en "mareo". Los ocoeños en cualquier parte del mundo que tenga la posibilidad de invertir en pequeños proyectos, tienen una oportunidad de oro y esperamos que inversionistas de otros pueblos o países no se adelanten, pero si los de aquí no lo hacen, bienvenidos sean los de fuera. El éxito del ecoturismo en Ocoa solo necesita voluntad real, pues los recursos naturales y culturales están, sólo hay que darle forma de una vez por todas.