viernes, 25 de octubre de 2013

Deportista Ocoeño con Cáncer Logra Ayuda

El deportista ocoeño Luis Alberto Peña Martínez (Beto), paciente diagnosticado con Adenocarcinoma de Pulmón diseminado a pleura pulmonar (Cáncer de Pulmón), está en su casa en Ocoa junto a la familia luego de un tiempo interno y en proceso de quimioterapia por la enfermedad, y por el cual se realizó un tele-radio maratón donde el pueblo se unió para ayudarlo a conseguir 795 mil pesos que cuesta su tratamiento sólo en medicamentos, pero que gracias a gestiones del gobernador de la provincia San José de Ocoa, Félix Estrella con una dependencia del Estado Dominicano, se logró el tratamiento completo, lo que fue motivo de alegría para toda la familia. En el tele-radio maratón se recaudaron alrededor de unos 400 mil pesos con los que se costearán otras cosas relacionadas con el tratamiento de Beto, que sobrepasa el millón de pesos su seguimiento, además de que la familia Peña Martínez ha sacrificado enseres del hogar para buscar dinero en procura de ayudar a su pariente. En la foto: Alberto Peña con su hija e hijo.
Al momento de nuestra visita, Alberto Peña (Beto) intentó contener las lágrimas y sin casi poder articular palabras, agradeció las gestiones del gobernador Félix Estrella, y dijo sentirse profunda y eternamente agradecido de cada ocoeño y ocoeña que se enteró de su situación y colaboró con su causa, tanto aquí en el país como los que están en Estados Unidos, así como los que han elevado una oración. Dijo que no es una persona fuerte, sino que es Dios el poderoso y le trasmite esa fuerza a él, por lo que tiene la fe de recuperarse lo más pronto posible. Beto, quien luce diferente y hasta le creció el pelo, estará recibiendo la próxima quimioterapia el 4 de noviembre y luego cada 21 días hasta terminar el proceso. Sus lágrimas son más que una expresión de agradecimiento contundente a este pueblo que le brindó su ayuda de una manera solidaria sin muchos precedentes, y ésto se debe mucho a lo que ha sido Alberto Peña y su familia en esta sociedad, con grandes aportes a diversas generaciones de niños involucrados en el deporte. Esperamos y seguimos oramos por la pronta recuperación del amigo Beto.