lunes, 13 de mayo de 2013

Jóvenes de Ocoa Compiten Tras un Sueño

Un equipo de jóvenes ocoeños boxeadores pusieron en alto en nombre de la provincia San José de Ocoa y la región sur en un torneo de boxeo que unió a ocho provincias de la República Dominicana en una competencia amistosa que se viene realizando hace ocho años en la ciudad de Moca, que además está nutrida de historia en esa ciudad norteña. Ocoa se coronó sub-campeón con una delegación de jóvenes con deseo de superación y seguir el camino del bien en esta profesión que eligieron.
Es importante destacar el nivel de competencia en esta octava Copa "2 de Mayo" Moca 2013, pues los boxeadores han estado compitiendo en otros escenarios y se conocen, pero además muestran su compañerismo, sobretodo en un deporte en el que tienen que luchar, pero existe un respeto mutuo que sólo es posible con la disciplina que le enseñan y la definición de su profesionalismo.
Los jóvenes ocoeños boxeadores, muchos de ellos, viven en la villa olímpica y el estadio olímpico, por lo que dejan de tener un contacto seguido con sus familiares tras perseguir un sueño, que requiere más sacrificio que muchos otros, además que son de familia humilde y sólo ellos saben lo que le cuesta llegar a la cima, para luego ser los representantes del país en competencias internacionales donde llenan de orgullo al país. Lo bueno es que allí, ellos consiguen una nueva familia, independientemente de los resultados.
El boxeo requiere de mucho esfuerzo, disciplina y sacrificio, pero además de muchos valores, los que aquí van adquiriendo y convirtiéndose en jóvenes con otra forma de ver la vida e integrados a una sociedad sana y comprometidos con su país, al que todos sueñan en representar, no sólo por los ingresos económicos que les pueda generar, sino también para poner en alto el nombre de su patria.
En este deporte, los atletas tienen que mantener un peso para competir en su categoría y aquí entra una parte del sacrificio que tienen que hacer para no subir de peso, donde tienen que entrenar duro y muchas veces hasta dejar de comer en tiempos de competencias, pero en un país que no hay tanto apoyo, es difícil mantener una dieta balanceada cuando los atletas vienen de familias humildes.
En también importante señalar que este torneo en la provincia Espaillat, es relacionada con una fecha histórica para Moca, por lo que ligan el deporte a la historia y el pueblo sigue recordando a sus héroes locales y que dieron hasta la vida por su país. Esto es algo a imitar, pues se mantiene viva la historia y los atleta y público puede conocer sobre la fecha "2 de Mayo", un día de regocijo municipal en esta ciudad.
La Copa de Boxeo en Moca, se pondera en honor a la gesta histórica del "2 de Mayo de 1861" que tiene un gran valor para los mocanos. En esta fecha un grupo de valientes, encabezados por el coronel José Contreras, quien ya había sido héroe de la Independencia, realizó la primera protesta armada contra la anexión a España.
Mocanos todos hombres humildes, como José María Rodríguez, José Inocencio Reyes, Cayetano Germosén, que luego fueron fusilados ante las paredes del viejo cementerio por el general Santana, por lo que de esta forma se tejió el nombre de "Moca, La Villa Heróica". La historia de los pueblos, también deben ser contadas a través de las competencias deportivas, por lo que valoramos esta actividad ejemplar.
Este tipo de competencias en que los jóvenes logran poner en alto el nombre de su provincia, hay que resaltarlas e insistir en difundirlas, pues cuando algún joven comete un error, muchos medios locales, nacionales y de todo el mundo se hacen eco, llevando un mal ejemplo. Muchos conocen la noticia, pero están más pendiente a lo malo y es ahí donde entra la culpa de los "medios de comunicación" en los males de la sociedad.
Desde aquí hacen un justo reconocimiento al valor de éstos jóvenes que tienen una meta definida y que dan todo de sí para lograr ser entes de bien, profesionales, útiles a la sociedad y llenar de orgullo, tanto su patria chica como su patria grande. El costo a través del sacrificio es alto y siguen creyendo en su proyecto de vida, sin mirar atrás y convencidos que están haciendo lo correcto.
Reconocer su trabajo es un estimulo a seguir construyendo un futuro, que luego de estar en la cima, aparecen miles de personas que quieren estar al lado suyo, pero que nunca le brindaron el apoyo cuando lo necesitaron, y por eso muchos atletas se quedan en el camino, mientras otros llegan y tienen doble mérito al tener que vencer obstáculos extras que están en su camino por la falta de ese apoyo.
San José de Ocoa fue un nombre que se escuchó en lo más alto en esta competencia, que a pesar de no llevar una delegación completa, logró el puesto de sub-campeón, lo que habla muy bien de la calidad de los jóvenes. Compartir cuatro días con éstos atletas y vivir su entrega y disciplina, fue una experiencia única, pues nos dimos cuenta del nivel de disciplina deportiva, el sacrificio y el deseo que tienen de seguir adelante.
Nos sentimos orgullosos de trabajo realizado por éstos jóvenes y poner en alto el nombre de nuestro pueblo, pero el orgullo mayor es saber que están venciendo en una competencia fuera del ring, y son los males que asechan a cada joven y sobretodo el sobrevivir con lo que les proporciona el día a día, que es muy limitado y sin apoyo. Bien por nuestros atletas ocoeños, felicidades y en hora buena valoramos su ejemplo.