jueves, 11 de octubre de 2012

Identifican Puntos Ecoturísticos Rancho Arriba

El jueves 4 de octubre se realizó un importante taller en el municipio Rancho Arriba con líderes comunitarios en el que se identificaron lo recursos naturales y culturales a ser evaluados para venderlos ecoturísticamente. En la foto aparecen Lissette Gil (CDCT), Rafael Read (FONDEPROSJO), Mary Mordán, (Asoc. Ocoeños Ausentes, USA), Teresa Reynoso (CDCT) y  Francis Santana (CDCT).
Este taller fue organizado por el Fondo de Desarrollo Ecoturístico Provincia San José de Ocoa (FONDEPROSJO) que tiene como director ejecutivo a Rafael Read y el Consorcio Dominicano de Competitividad Turística (CDCT), quienes trabajan juntos en planificación y recibe la asesoría técnica de ésta última en la elaboración de un plan estratégico y de marketing.
Lissette Gil, directora ejecutiva de el Consorcio Dominicano de Competitividad Turística, explicó la presencia de ésta institución en Ocoa y es gracias a un acuerdo firmado con FONDEPROSJO para cooperar en los trabajos del proceso inicial para el desarrollo de estrategia turística. Presentó el programa de empoderamiento en turismo sostenible.
Este taller tuvo como puntos principales un inventario de los recursos naturales y los recursos culturales del municipio Rancho Arriba, cada uno evaluados por los participantes comunitarios, quienes identificaron los puntos que pudieran ser analizados para planificar una estrategia que motive a las personas visitarlos.
Personas líderes de las diferentes comunidades de Rancho Arriba participaron de manera entusiasta en este taller en el que las expositoras del CDCT se llevaron gran impresión por tantos recursos naturales y culturales presentados, que sólo este municipio pudiera ser un polo ecoturístico.
La expositora Francis Santana hizo una breve reseña de los recursos naturales renovables, que son aquellos cuya existencia no se agota por la utilización de los mismos; y los recursos naturales no renovables, que existen en cantidades fijas o bien aquellos que cuya tasa de regeneración es menor a la tasa de explotación, y puso como ejemplo el petróleo.
En el taller se formaron grupos que identificaron los recursos naturales y los recursos culturales del municipio Rancho Arriba y que pudieran tener gran impacto para los posibles turistas internos y externos.
Se hizo el mapeo con cada uno de los grupos que fueron colocando los puntos de recursos naturales con que cuenta todo el municipio, además de analizar en escala, la accesibilidad de los mismos, es decir, las condiciones para llegar a ellos.
Teresa Reynoso, directora de control de calidad del CDCT, explicó sobre los aspectos culturales a considerar y que pudieran interesar a los turistas, dentro de los que entran la artesanía, música, gastronomía, folklore, historia, entre otros. Rancho Arriba presentó por comunidades una gran variedad cultural que también sorprendió a la comisión del CDCT.
Es importante la integración que tuvo Rancho Arriba para este taller, pues los líderes comunitarios pudieron sentir que el proyecto lograría buenos frutos que desarrollaría el pueblo de manera sostenible con la riqueza de sus recursos naturales y culturales, que ellos la aprecian cada día, pero que para el turista es una novedad y un atractivo.
Rafael Read, director ejecutivo de FONDEPROSJO, agradeció a los líderes comunitarios por la gran acogida e interés mostrado en este proyecto que va en beneficio de las comunidades y con ello a toda la provincia. Explicó sobre el convenio con la CDCT y se puso a la disposición de todos los asistentes en lo que pueda ayudar desde su posición.
Lissette Gil coloca los puntos verdes en el mapa de Rancho Arriba, indicando los puntos de recursos naturales existentes y que identificaron los líderes comunitarios; un total de 31 puntos naturales. Los puntos color naranja indican los recursos culturales, donde se identificaron 43 puntos de riquezas culturales de la región.
Entre los recursos naturales identificados están: el ojo de agua, el río Mahoma, cuenca hidrográfica del río Nizao, salto el Cachón, salto la Bocaina, salto la Estrechura, salto Monteada de Coco, salto arroyo la Yuca, salto la Guardia, salto Quita Pena, salto los Arroyitos, parque nacional la Humeadora, reserva científica ébano verde, los 3 ojos de agua, loma la Chorriosa, loma la Travesía, los bosques húmedos la Cañita y Cuesta de la Vaca, barneario río Florencio, entre otros.
Entre los recursos culturales identificados están: el café local, arepa de maíz verde, boruga seca, conserva de naranja agria y toronja, agricultura orgánica, cueva de agua y asentamiento taino, rancho el Batey, la Casa de Piedra, pilón antiguo, bateas de madera, industria de café, fábrica de muebles en bambú, fábrica de licor de chinola, fábrica de guarapo de caña, invernaderos, raspadura, miel de abeja flor de café, carnaval, pan quemado con leña, arroz pasado, entre otras más.
Un taller muy fructífero, educativo y que logró superar las expectativas, tanto de los expositores como de los líderes comunitarios participantes y organizadores del mismo. Aquí se pudo ver que grande es esta comunidad en riquezas naturales y culturales que se puede decir están vírgenes esperando un plan estratégico y de marketing que redunde en beneficios para toda la comunidad, y precisamente es eso lo que busca este proyecto que está escuchando las comunidades en sus primeros pasos, para luego lograr empoderarlas de un ecoturismo sostenible.