lunes, 2 de junio de 2014

Jornada Contra la Chikungunya en Ocoa

El viernes 30 de mayo 2014 fue el día convocado por el presidente dominicano Danilo Medina para que todas las instituciones y el pueblo en general se integren a una jornada de combate a la fiebre del Chikungunya que se transmite por la picadura del mosquito infectado. En estos momentos todo el país está siendo atacado por esta enfermedad y Ocoa no es la excepción, por lo que nuestro pueblo escuchó el llamado del presidente Medina y se integró a esta lucha visitando casa por casa orientando a las familias, así como en busca de criaderos del mosquito para eliminarlos y entregando cloro para los tanques en los que se guarda agua limpia. Un equipo del personal de la CDEEE en Santo Domingo, se trasladó a San José de Ocoa para ser parte de esta jornada, que más que preventiva es para evitar la propagación, puesto que esperaron que la enfermedad entrara con fuerza para luego hacer este tipo de actividad. Desde que se detectó el primer caso en la zona de San Cristóbal, la actitud debió ser de emergencia para evitar que la "sal le salga más cara que el chivo", puesto que hoy existen casos en Ocoa y le sale más costoso al Estado Dominicano cuando tiene que hacer un trabajo de movilización para detener el virus, que para prevenirlo. Las instituciones y organizaciones de Ocoa hicieron el trabajo en esta jornada, pero si no existe conciencia y un compromiso de cada familia en su residencia para eliminar y evitar la propagación de la enfermedad, toda esta lucha será en vano, porque no podemos contar con las autoridades que tenemos, más que para el compromiso de un día de cámaras.
Al visitar los hogares nos dimos cuenta que las personas están conscientes de la existencia del Chikungunya y qué la provoca, pero por un lado tienen la necesidad de acumular agua y muchas veces se descuidan, no la protegen con cloro o no tienen dinero para comprarlo, y por otro lado tienen el problema de vivir cerca de solares baldíos que acumular todo tipo de envases con agua y se convierten en el mayor foco de criadero del mosquito. La responsabilidad es de cada propietario de los solares, pero debe haber una política de regulación por parte de las alcaldías para que esos solares se mantengan limpios o simplemente colocar multas y exigir que se mantengan en condiciones favorables para la población. Son las alcaldías las responsables de eliminar los vertederos clandestinos, que en Ocoa existen, pero con estas autoridades que no ven más allá de una cámara y figureo, que podemos esperar. Ciertamente el compromiso es de todos, pero las autoridades de la alcaldía fueron electas para hacer su trabajo, sobretodo recoger la basura y mantener limpia la ciudad completa, no solo en la zona del parque. Bien pudieran las alcaldías colocar un personal que cada día junto a los que recogen la basura, puedan ir orientando los hogares en cuanto a la limpieza y vigilantes ante las condiciones de posibles criaderos de mosquitos, si en verdad se quiere de manera sincera evitar enfermedades como el Dengue y el Chikungunya, pero sólo soñamos con eso y nos toca participar de jornadas extraordinarias como éstas, para cubrir las irresponsabilidades de este tipo de alcaldías y de muchas personas inconscientes en sus hogares.