viernes, 13 de septiembre de 2013

Realizan Conversatorio Juvenil en Ocoa

La Dirección Provincial de la Juventud de San José de Ocoa realizó el viernes 13 de septiembre del 2013, un conversatorio juvenil con la presencia del ministro de la juventud, Ing. Jorge Minaya, quien estuvo disertando temas de interés para los jóvenes del liceo técnico José Núñez de Cáceres, así como a varios colegios que fueron invitados a esta actividad pautada para las 10 de la mañana, pero no fue hasta las 11 de la mañana cuando inició el acto con la llegada del joven ministro.
Angela Santana Calderón, directora provincial de la juventud, invitó a los jóvenes a valorar el tiempo porque puede dar muchas salidas dulces a largas dificultades y que el buen actuar ayuda. También les dijo que deben adaptarse a los cambios, tomar la parte buena de las situaciones que nos llegan día a día, rechazar las malas y concentrarse en los deportes, actividades productivas y trabajar por ellos mismos y por la provincia.
El ministro de la juventud Ing. Jorge Minaya, con gorra y todo, inició su conversatorio hablando de que la política debe ser participativa, porque el ciudadano que es receptor debe estar integrado en el proceso político. Dijo que los jóvenes tienen una gran herramienta a su favor, pues los que concibieron la ley general de la juventud, la hicieron para aplicarla en 50 años porque es una ley que tiene tantos ingredientes futuristas, como los consejos municipales, el órgano nacional de asesor y un sin número de empoderamientos que se hace necesario que lo conozcan.
Dijo que esta ley pone en manos de la juventud todo el presupuesto que maneja el Estado Dominicano para la política de la juventud y convierte al joven en un ente participativo de ese presupuesto a través de las alcaldías, y puso como ejemplo que pocos saben que las alcaldías tienen que dar 4% para la juventud, pero que ese desconocimiento es porque la ley había quedado abandonada al no ser aplicada ni siquiera el uno por ciento, pero que ellos ahora están aplicando casi el 50% en la construcción de los consejo de la juventud y los gobiernos municipales.
El ministro explicó además que la ley tiene por objeto instaurar el marco jurídico político institucional que oriente las acciones del Estado, refiriéndose como Estado al Poder Ejecutivo, Legislativo, Judicial, Municipal y la ciudadanía en general, que se abocan en la ley general de la juventud que cubre todas las áreas, pero que la única diferencia es que los jóvenes son marginados, y puso como ejemplo cuando un joven sale a buscar empleo y le piden al menos dos años de experiencia, que siendo esto así, nunca lograría la experiencia para un empleo.
Interesante que el ministro de la juventud participe y realice este tipo de encuentros conversatorio con los jóvenes, pero no se deben quedar en palabras bonitas y que suena bien ante un sector que necesita más que eso; necesita de verdaderos proyectos que los involucre a actividades productivas en el que adquieran esa experiencia, se desarrollen en valores y aprovechar esa energía ofreciéndoles facilidades para adquirir conocimientos verdaderos. Aunque el ministerio en meses pasados entregó 500 becas técnicas en Ocoa, lo hizo a su antojo y para beneficiar un instituto que estaba cerrado, que fue abierto para este fin, dejando fuera  a los demás institutos de Ocoa establecidos que ofrecen carreras técnicas y de idioma con alto reconocimiento. Esa acción contradice las palabras del ministro en este conversatorio y se aprovecha del desconocimiento de los jóvenes en esa materia, pues debe predicar con el ejemplo y dejar que ellos decidan qué quieren estudiar y dónde quieren hacerlo, sin limitarlos sólo a un instituto donde se busca más beneficiar a los propietarios, que a los propios jóvenes.