miércoles, 4 de septiembre de 2013

Los "Molestosos" Salvavidas

El uso del casco protector suele ser una molestia para muchas personas que abordan una motocicleta, sea como conductor o pasajero, confiando en que nunca pasará algo en su trayecto a recorrer, pero lo cierto es que sin importar la distancia su vida puede depender de esa herramienta hecha para protegerlo de un posible accidente, que normalmente sucede en un segundo e inesperadamente, y las posibilidades de lesiones son altas debido a que cuando se viaja en una motocicleta, la carrocería es el cuerpo de las personas, sobretodo la frágil cabeza. No importa la cantidad de accidentes sucedidos y vidas de personas jóvenes, adultas y hasta niños que han perdido la vida por falta del casco; pues ésto no nos ha servido de ejemplo para tomar conciencia y preferimos tomar el riesgo confiando en que no pasará algo, lo que es un error mortal.
La Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET) que debe regular y  hacer cumplir las leyes de tránsito, hace operativos por temporadas y luego cualquiera puede andar sin el casco protector, lo que hace suponer que es sólo para hacer recaudaciones con las multas. En otros países que se respetan las leyes, hasta el que transita en bicicleta debe llevar casco protector, cosa que no debe ser una imposición de las leyes ni de AMET, sino que debe estar en la conciencia de cada ciudadano porque se trata de la protección de su propia vida, pero por la falta de conciencia hay que hacer cumplir la ley para todos, no sólo para el que se busca la vida usando su motocicleta, y no nos referimos al motoconcho solamente, sino al que usa este vehículo para trasladarse al campo o lugar de trabajo.
Esta fotografía habla por sí sola de la falta de conciencia, tanto por la falta de casco protector como por manejar con una mano, cargando un bebé y dos niños más detrás, pero esto es solo un ejemplo de cosas que se ven a diario. Quizás sea un buen conductor, pero puede encontrarse con alguien que no lo sea o cualquier eventualidad que provoque un accidente. AMET no sólo debe regular el uso del casco, sino también el uso abusivo de la motocicleta cuando va sobrecargada por la velocidad con la que vivimos hoy en día y tomando riesgos, que luego se pueden convertir en dolor para la familia.
Las motocicletas han sido testigos de muchas pérdidas de vidas valiosas, pero nunca las causantes, sino su mal uso por personas irresponsables que calibran en medio de la ciudad o circular a altas velocidades que provocan la muerte a personas inocentes que transitan de manera moderada sea a pie o en otro vehículo. Ciertamente el casco es una inversión, pero si puede comprar una motocicleta, perfectamente puede comprar un casco, y aunque sea molestoso, le quede feo o represente una pérdida de tiempo, es una herramienta que le puede preservar la vida. Usted se puede pasar la vida conduciendo una motocicleta sin casco y sin que pase nada, incluso tener un accidente y no recibir golpes en la cabeza, pero es un día, un instante, un segundo que puede ser la diferencia entre sobrevivir o morir y llevar dolor a sus seres queridos.