jueves, 13 de junio de 2013

El Que Quiere Moño Bonito...

La reconstrucción de la carretera Cruce de Ocoa-Ocoa marcha a ritmo acelerado, en la que trabajan una gran cantidad de equipos pesados de todo tipo y muchos obreros necesarios para lograr un resultado efectivo para terminar en el menor tiempo posible. Mientras se realizan los trabajos, el transitar en este tramo de 26 Km de Ocoa al cruce y viceversa, en ocasiones toma hasta una hora porque tienen que detenerse en varios puntos para evitar accidentes producto de los trabajos de movimiento de tierra y construcción de alcantarillas.
Es importante que el pueblo y los que nos visitan tengan paciencia, pues se trata de la seguridad de todos, cosa de lo que esta compañía Odebrecht se cuida mucho y muestra gran criterio en este sentido. Los más sacrificados son los transportistas de pasajeros que consumen más combustible, se retrasan los viajes y hasta se juntan varios minibuses con pasajeros, tanto en la ruta Ocoa-Santo Domingo como Ocoa-Baní, pero también serán los más beneficiados una vez esté lista la vía, por lo que "el que quiere moño bonito, tiene que aguantar jalones", y ciertamente lo están haciendo.
La compañía Odebrecht tiene varios frentes trabajando en los puntos más críticos de todo el trayecto, donde van muy avanzados los trabajos en montañas que van convirtiendo en escaleras gigantes que evitarán que los derrumbes lleguen hasta la carretera y en todo caso vayan de forma escalonada, osea que se quede en lo más alto. La carretera Cruce de Ocoa-Ocoa tiene puntos muy difíciles, pero esta compañía ha hecho un trabajo de calidad, donde se nota la profesionalidad y acorde con los tiempo modernos, por lo que no hay dudas de que tendremos un tramo de 26 Km que durará para largo rato.
Aunque resulte incómodo viajar a Ocoa en este tiempo, lo ideal es que todos puedan hacerlo con precaución, a pesar de que la compañía constructora ha tomado las medidas necesarias. Todo el que sale o entra a Ocoa para alguna diligencia tiene que hacerlo con tiempo y prever esta situación, mientras que si va con alguna emergencia por enfermedad o parto en otro vehículo que no sea ambulancia, debe comunicarlo a los trabajadores que están capacitados para detener y dar paso, para que puedan dejarlos avanzar por el tipo de emergencia.
La provincia tendrá una súper carretera de Ocoa al Cruce de Ocoa, donde estarán limitados los derrumbes, con buenos desagües, ampliada y puentes en condiciones, que permitirán una mejor y rápido desplazamiento de los vehículos, hasta evitando accidentes y el miedo de muchos personas a venir a Ocoa, por lo que a partir de su inauguración debe incrementar las visitas, sobretodo que se quiere dar a conocer la provincia como ecoturística. Tampoco nos veremos incomunicados como sucede en tiempos de tormentas con cualquier lluvia.
Se espera que la carretera esté lista para noviembre 2013 si no hay algún contratiempo por la temporada ciclónica, y aunque muchos dudan que terminen en esa fecha, hay que reconocer que los trabajos llevan un buen ritmo, pues los puntos críticos están intervenidos y luego de preparar toda la plataforma, sólo será asfaltar los 26 Km que tiene la vía, lo que no puede pasar de 2 a 3 semanas para asfaltar completa.
A penas va poco menos de 4 meses de trabajo y es notable el avance, siendo intervenidos los puntos más críticos y muchos de ellos terminados en un 80%, mientras quedan 5 meses y medio para llegar a noviembre.  Las personas que visiten Ocoa para las Fiestas Patronales en enero del 2014, se encontrarán con una vía moderna, ampliada y digna de esta provincia que le ha dado mucho al país y aportes al PIB.
En lo que se reconstruye y se amplía esta vía, la economía de San José de Ocoa se dinamiza un poco más gracias a que muchos ocoeños tienen trabajo, además se benefician los hoteles, casas y habitaciones que se alquilan, comedores, ferreterías y un sin número de entradas económicas indirectas que presentan un mejor ambiente en un pueblo con pocas oportunidades de empleo. Luego se espera la reconstrucción del tramo Nizao-Rancho Arriba, por lo que la fuente de empleo se mantendrá por un buen tiempo.
Aunque se nos reconstruye y amplía esta vía, no debemos olvidar que la unión del Sur con el Norte por Ocoa con una autopista de 83 Km de doble vía, por fuera de la ciudad y que conecte con Piedra Blanca de Bonao, está pendiente. En el caso de Rancho Arriba, también debe ser paciente, pues no hay dudas de que tenemos un presidente que ha dado muestras de que tiene mucho interés en terminar las obras que ha prometido, y ya que hemos esperado demasiado, esperar un poco más no será una proeza. Lo importante es que Ocoa está intervenido por el Estado Dominicano, que realiza obras que se han solicitado desde siempre y tanto Ocoa como el municipio Rancho Arriba tiene que "aguantar jalones".