viernes, 19 de abril de 2013

La Ciénaga Pierde una Oportunidad de Oro

La basura y donde tirarla es un problema en toda la provincia San José de Ocoa, pues no es un secreto el daño que provoca al medio ambiente y no siempre se lleva a un lugar adecuado. Se han barajado varias posibilidades para sacar provecho a la basura a través del reciclaje y en el Distrito Municipal La Ciénaga ha llevado la voz cantante con una planta en la que se han hecho pruebas, logrando éxito, pero se ha caído el proyecto por negligencia, desinterés o poca capacidad de las autoridades municipales para entender los beneficios.
La planta existente en La Ciénaga funcionó por un tiempo y el pueblo aprendió a clasificar la basura orgánica e inorgánica, pero no lograron mantenerla por una serie de factores que no vale la pena resaltar. Los beneficios al medio ambiente son incalculables, pero se hizo un estudio de los beneficios económicos que generaría ingresos por los materiales reciclados con sumas millonarias y con poca inversión que tendría un retorno a menos de un año.
Los países desarrollados han entendido la importancia del reciclaje y las ventajas económicas que ofrece, pues se trata de una fuente inagotable debido a los desechos que provoca el consumismo, por lo que en Ocoa no existe ese mercado de reciclaje que pudiera ser un ejemplo para el país y vendría a resolver el problema de recogida de basura, de daños al medio ambiente y en cambio te genera ingresos para invertir en obras comunitarias.
Hay que crear un campaña de concientización de la población para que no lance la basura en cualquier lugar, pero además enseñarlos a clasificarla, y es donde prácticamente está el mayor trabajo; impartir talleres educativo de como clasificar la basura. Las alcaldías tendrían que invertir en contenedores donde se colocaría la basura clasificada en fundas.
Las alcaldías y juntas distritales pudieran invertir en este tipo de proyectos que los beneficiaría como institución y darían un mejor servicio a la población, pero no lo hacen, al igual que los gobiernos. Si esperan que inversionistas extranjeros decidan reciclar la basura y hacer de esto un negocio, como hace la empresa Barrick Gold con el oro dominicano, perderíamos el 95% de los beneficios económicos, sólo limitados a cobrar algunos arbitrios.
En esta planta de reciclaje en La Ciénaga  y que produce abono, se invirtió en el 2006 alrededor de un millón de pesos y que solo hay que activarla, por lo que tienen todo para ser un proyecto piloto y que pudiera ser llevado a todos los distritos y los municipios de la provincia, teniendo en cuenta que existe un mercado internacional que ha mostrado interés en comprar el abono orgánico sin haberlo producido aún.
Se necesita voluntad y visión de las alcaldías para entender, como lo han entendido los países desarrollados, que esta es una inversión con un retorno asegurado a corto plazo y beneficios incalculables. En el caso de La Ciénaga, sólo necesita invertir en contenedores y en educar a las personas para aprender a clasificar la basura, cosa que ya muchos conocen en ese distrito. Si no lo hacen las alcaldías, pues que vengan empresarios locales, nacionales o internacionales con visión y quieran hacer de esto un negocio lucrativo, pero que además contribuirían con el medio ambiente de manera sustancial.