martes, 9 de abril de 2013

Danilo No Ha Escuchado a Ocoa

El Estado Dominicano que dirige el presidente Danilo Medina realiza trabajos numerosos y de importancia para San José de Ocoa, pero necesariamente no es lo que el pueblo exige con exactitud en su mayor obra que es la carretera que uniría la región sur con el cibao y que requiere una autopista que reduce la distancia entre las dos regiones a tan sólo 83 kilómetros, sin embargo se realiza la reconstrucción de la vía Cruce de Ocoa-Ocoa.
El presidente Licdo. Danilo Medina en su campaña dijo en Rancho Arriba de Ocoa que uniría las dos regiones por esta vía, lo que no especificó fue si era a través de una reconstrucción por la vía existente (159 Km.) o hacer la construcción (83 Km.) que trazó el gobierno de ex presidente Dr. Leonel Fernández y que dio el primer picazo el 25 de abril del 2012, cosa que llenó de júbilo a toda la provincia, pero que aparentemente, Danilo Medina entiende que continuarla como estaba prevista, no está bien, cuando el pueblo a través de unas vistas públicas expresó que eso es lo que quiere.
Otra cosa que exige la mayoría de los ocoeños es que se trabaje con los tres frentes que se inició; en el tramo Piedra Blanca/Rancho Arriba, Rancho Arriba/Sabana Larga y Cruce de Ocoa/Ocoa y en el peor de los casos, que se termine primero el tramo que une Rancho Arriba con San José de Ocoa, puesto que es el de mayor deterioro, pero que la ruta necesita menor trabajo que la del Cruce de Ocoa/Ocoa, ya que en una ocasión estuvo lista para asfalto.
Danilo Medina proclamó que continuaría lo que está bien y la provincia San José de Ocoa que ha sido paciente y ha esperado su turno para ser intervenida por el Estado Dominicano, exige que esta obra de 83 Kilómetros se realice como fue prevista, independientemente de que quieran hacer otra vía por San Juan de la Maguana, que precisamente sale más costosa en términos económicos y medio ambientales.
La vista pública realizada en Ocoa para la construcción de esta carretera sólo tuvo un debate, que fue la propuesta del alcalde Aneudy Ortíz de que la vía atraviese el municipio cabecera, cosa que no se estila en ningún lugar del mundo, y a pesar de que eso no influyó para que hoy en día decidan unir el sur y el cibao por otro lado, no deja de ser una excusa para que nos quiten la obra reseñando que no nos ponemos de acuerdo. Lo cierto es que la vía que se hace actualmente, es la que atraviesa Ocoa.
Más de 90 organizaciones de San José de Ocoa, encabezado por la Fundación Ocoa de Pie han reclamado y exigido esta obra, llevando la voz cantante en la lucha, pero lamentablemente han bajado la guardia y no tienen el entusiasmo que otras veces han exhibido, probablemente porque actualmente se reconstruye el tramo Cruce de Ocoa-Ocoa y tendremos que conformarnos con lo que nos hagan, puesto que una vez listo este tramo, nadie va a exigir nada más y tendremos que olvidarnos de la soñada autopista de 83 kilómetros que nos ahorraría combustible, tiempo y resolvería el problema histórico de comunidades como Parra.
Danilo Medina, ha escuchado muchas comunidades del país con visitas "sorpresas", pero a Ocoa no se ha atrevido a venir o preguntarles a los ocoeños sobre las obras que queremos o si esa es la carretera que queremos. No se puede negar los trabajos que se realizan, pero Danilo Medina tiene que entender que la prioridad en la carretera es el tramo Sabana Larga-Rancho Arriba y perfectamente pudieran la compañía Odebrecht trabajar ambos frentes de manera simultanea, y es lo que el presidente tiene que escuchar.
Hay muchos intereses de empresarios San Juan de la Maguana y algunos del Cibao para que la unión de ambas regiones sea por esa zona, pero entendemos que si la quieren hacer por allá perfecto, pero primero y desde la era de Trujillo, por San José de Ocoa están trazadas dos rutas que nos unen con el cibao sin la necesidad de demoler 27 kilómetros de montañas como está previsto por San Juan, afectando los parques nacionales José del Carmen Ramírez y José Armando Bermúdez lo que ocasionaría daños irreparables a la producción de agua del país por la cordillera Central, además de que el costo sería de más de 345 millones de dólares.
La obra por San José de Ocoa tendría un costo de 298 millones de dólares sobrevaluada, por lo que bien evaluada pudiera sólo tener un costo alrededor de 260 millones de dólares, que si le restamos los 345 millones que costaría por San Juan, el Estado se ahorraría 85 millones de dólares aproximadamente, además de ahorrar tiempo para unir el sur con el cibao, puesto que por San Juan de la Maguana aún no hay planos de la ruta y por San José de Ocoa la ruta está hecha desde Trujillo, tanto por Rancho Arriba para salir a Piedra Blanca de Bonao, como por la Horma para salir a Constanza de la Vega.
Se han hecho los esfuerzos para que el presidente Danilo Medina escuche a San José de Ocoa, pero no ha sido posible que pueda recibir las organizaciones que han solicitado citas con el mandatario, que vino a Ocoa en tiempo de los desastres por la tormenta y se limitó a ordenar la reparación de las zonas afectadas y sin respuestas para la carretera. El ministro de Obras Públicas, Licdo. Gonzalo Castillo ha visitado en varias ocasiones la provincia, pero se ha concentrado en otras obras como el puente que une Ocoa con Sabana Larga y los varios tramos carreteros de la zona del Pinar, además de hablar sólo de reparación de la carretera Cruce de Ocoa-Ocoa.
La provincia San José de Ocoa ha librado esta lucha sola, ayudados por unos pocos de Piedra Blanca de Bonao que se han integrado a la exigencia de manera tímida, pero hay más beneficiados y que no se les ha tomado en cuenta para invitarlos a luchar, como las provincias Peravia, Azua, Bonao, La Vega, Duarte, Espaillat, Sánchez Ramírez, Hemanas Mirabal y otras comunidades que se les haría más corta la ruta para el comercio, turismo interno, intercambio cultural y todo cuanto de les ocurra a las regiones.
Los trabajos de reconstrucción de la carretera Cruce de Ocoa-Ocoa han silenciado a las organizaciones y las autoridades de la provincia que han venido luchando para que se una el sur y el cibao por Ocoa, por lo que hay un ambiente de conformismo o un balde de agua fría para la población con algo que no pedimos, puesto que la exigencia es la unión del sur con el cibao por San José de Ocoa con una autopista de 83 kilómetros que está diseñada y que se dio un primer picazo para iniciarla hace un año. No podemos perder la esperanza y cada ocoeño donde quiera que esté, debe exigir y luchar por cualquier medio para que se cumpla con Ocoa y su sueño de desarrollo. Desde aquí hacemos nuestro reclamo, esperando que pueda llegar al presidente Danilo Medina, pues ninguna causa está perdida, siempre que quede un insensato dispuesto a luchar por ella.