viernes, 12 de abril de 2013

El PRD de Desangra en Ocoa

El Partido Revolucionario Dominicano (PRD) viene arrastrando una crisis en todo el país luego de las elecciones presidenciales de mayo del 2012 y en Ocoa quedó evidenciado con la reciente visita del ex presidente Hipólito Mejía, quien participó de una reunión en el local del municipio San José de Ocoa junto a dirigentes nacionales que fueron suspendidos por el partido que preside Miguel Vargas. La actividad resultó ser pobre en asistencia de los perredeístas ocoeños y algunos dirigentes disgustados o que pertenecen a la facción de Miguel Vargas o simplemente huyendo a la responsabilidad como dirigente en Ocoa.
La actividad de visita de Hipólito Mejía fue anunciada por las calles, por lo que se esperaba que los militantes perredeístas asistieran, pero muchos factores incidieron internamente con intensiones de boicotear la asistencia de muchos. Por un lado los seguidores de Miguel Vargas no asistirían a esta actividad y por otro lado algunos seguidores de Hipólito no asistieron porque la diputada Esther Minyetti fue quien hizo la convocatoria.
La alcaldía municipal es dirigida por Aneudy Ortíz quien pertenece a la facción de Miguel Vargas y no asistió a la reunión, pero de igual manera casi todos los empleados y personas afines a la alcaldía tuvieron temor a asistir, aun siendo seguidores de Hipólito Mejía. Los dirigentes del PRD en Ocoa que brillaron por su ausencia fueron ex regidor Jhonny Tejeda, ex director de la juventud Miguel Soto, alcalde Aneudy Ortíz y ex senador Pedro Alegría.
La convención del 6 de marzo del 2011 es la causante de todo este problema interno en el PRD, donde Miguel Vargas perdió en casi todo el país, incluyendo a Ocoa donde obtuvo solo 44% ante el 55% de Hipólito Mejía. En Ocoa tuvo el apoyo del alcalde Aneudy Ortíz y Pedro Alegría, pero de todas maneras fue derrotado internamente, quedando en duda el liderazgo de ambos dirigentes de ese partido en Ocoa. Aneudy ha mantenido el firme y responsable apoyo a Miguel Vargas, no así el ex senador Pedro Alegría, quien decidió alejarse del escenario.
Después de las elecciones presidenciales 2012, el ex senador de Ocoa decidió entregar cartas a Miguel Vargas y Andrés Bautista explicando que tomaría unas vacaciones políticas, luego que se encendió el debate de la supuesta traición de Miguel Vargas y que pocos de sus seguidores históricos continuaron a su lado, para no quedar mal con una militancia que seguía a Hipólito Mejía de manera contundente en Ocoa. Eso es lo que popularmente se llama "para estar bien con Dios y con el Diablo".
Hasta las yipetas de LOTO promovían a Miguel Vargas en Ocoa y hoy en día sólo el alcalde Aneudy Ortíz queda como un dirigente fiel al presidente del PRD. Con un Hipólito Mejía claramente más popular en Ocoa y apoyado por los dirigentes de la base del PRD, pero un Miguel Vargas que tiene a su favor la alcaldía del municipio cabecera que controla la mayoría de los empleos y un Pedro Alegría de "vacaciones políticas" o que huye al compromiso con su partido, además de un gobierno del PLD que está resolviendo problemas puntuales de la provincia, es evidente que el PRD tiene perforadas las venas y se desangra en esta provincia.
Los problemas entre el alcalde Aneudy Ortíz e Hipólito Mejía han sido públicos, donde el ex mandatario le ha tirado "piropos" de mal gusto y que han dejado una "espinita" clavada en cada uno. El 6 de marzo 2011, día de la convención del PRD, el alcalde utilizó la red social Facebook en la que expresó que votar por Hipólito era "volver al pasado, a la era de los chistes" y que Miguel era la garantía para volver al poder por honesto, respetuoso y diferente. El alcalde se ha mantenido coherente en su apoyo a Miguel Vargas, no así muchos de los que lucharon por el presidente del partido.
A pesar de que Miguel Vargas admitió públicamente en Ocoa que el ex senador Alegría perdió las elecciones del 2010 por la alianza estratégica de los contrarios internos y externos del partido, no menos cierto es que se mantuvo dándole apoyo y hasta visitó Ocoa con ese fin, pero no recibió el mismo trato en este momento que muchos quieren crucificar a Miguel. El ex senador perredeísta por Ocoa aceptó un puesto público en este gobierno del PLD como miembro del Consejo de Administración de EGIHED, algo que no cayó bien en algunos dirigentes del PRD en Ocoa y que no lo perdonan, puesto que si la oferta hubiese sido a uno de ellos, no lo aceptarían porque se deben a un partido o hasta por ética. Lo cierto es que muchos dirigentes del PRD no están contentos con el ex senador Pedro Alegría, pero tienen que admitir que tiene una gran parte de los militantes del partido que lo siguen y eso hace que las heridas no tengan oportunidad de cerrar por todos éstos tiempos, a menos que los lleve con ellos a ser parte del gobierno del PLD junto a su amigo Danilo Medina.