domingo, 29 de julio de 2012

Contruyendo Un Mejor Medio Ambiente

En Ocoa fue construido un banco ecológico utilizando la técnica llamada ecoladrillo, que es traída al país por el "Colectivo Revark" que comparte tecnología con la universidad UNIBE, donde la ocoeña Kenia Martínez aprendió sobre este tipo de construcciones que vienen en ayuda del medio ambiente y promueve un mensaje de cuidarlo. Lamentablemente no permitieron ponerlo en el parque Libertad de Ocoa, luego que se había dado un permiso y se encuentra guardado en uno de los jardines hasta que se le busque un destino.
Para la construcción de este banco en la técnica ecoladrillo, Kenia Martínez se tomó sólo 2 días, utilizando un marco en varillas hecho por un herrero, luego forrado con una maya metálica y colocando botellas de plástico y fundas que duran cientos de años para degradarse, lo que constituye un fuerte destructor del medio ambiente, pero si es utilizado en este tipo de técnicas se estaría reciclando esa basura.
El Colectivo Revark es una ONG dirigida a la construcción sostenible que reune a profesionales de múltiples disciplinas para mediante convocatoria abierta sean expandidos los límites del conocimiento individual y su objetivo principal es reforzar actitudes ambientales mediante la integración de aplicaciones de bioconstrucción en el paisaje urbano, como un factor fundamental en el contexto del cambio climático.
Con este tipo de técnica se construyen casas y otros tipos de estructuras ya existentes en el país, incluyendo escuelas con el mensaje de "salvar dominicana" de toda la contaminación ambiental. Kenia Martínez (Morena), quizo presentar su trabajo y llevarlo al pueblo para que puedan conocer de la técnica, pero sobre todo para que entiendan que en nuestras manos está salvar el futuro de la vida en la tierra.
Luego de terminada la estructura con botellas y fundas plásticas, se le coloca la liga de cemento y arena en todo el alrededor, una especie de pañete, para finalmente lograr una buena y resistente estructura. Se utilizan materiales de reuso, lo que representa un costo más económico y el aprovechamiento de recursos ya disponibles, en los desechos.
Además de usar los materiales de botellas y fundas que se encuentran en los desperdicios, Kenia Martínez utilizó sus propios recursos económicos para hacer este banco de sentarse, previo a un permiso y compromiso verbal para ser colocado en el parque de Ocoa, pero que luego de terminado, el ayuntamiento no autorizó su colocación en el parque.
El banco tiene un acrílico (mica) en el centro para que todo el que se siente pueda ver con que material está hecho y como todos podemos aprovechar éstos recursos para crear nuevas alternativas de uso, que puedan  tomar conciencia del peligro que representa tirar este tipo de basura plástica en las costas, ríos y montañas.
Muy importante el interés de Kenia Martínez (Morena) de llevar este mensaje, pero sobre todo su preocupación para que las generaciones, sobre todo en su pueblo de Ocoa, puedan interesarse en este tipo de proyectos de ayuda a todos, pues estamos hablando del medio ambiente que somos parte y tenemos el deber de preservarlo.
Lo que es lamentable e indignante es que se hagan estas cosas con esfuerzo y el mejor de los propósitos, pero no sea valorado por una serie de personas que viven en un mundo de simulación y que nunca han tenido el valor de hacer aportes reales a la sociedad sin querer buscar un beneficio personal. Independientemente de que no le hayan permitido a Kenia Martínez colocar este significativo trabajo en el parque (para el consumo de la sociedad), no debe bajar el ánimo, pues solo son personas que se comportan como el material que utiliza para construir esos muros; muros que buscan lograr un mejor medio ambiente y protección de los recursos naturales.