lunes, 19 de mayo de 2014

El Conformismo Amenaza Carretera Rancho Arriba

Recientemente leí las declaración del ministro de Obras Públicas, Licdo. Gonzalo Castillo, de que el trazado Sabaneta-Santiago para la carretera Cibao-Sur es el más conveniente desde el punto de vista ecológico, económico y de distancia. Pero ésto parece pasar desapercibido ante los ocoeños y las autoridades que tienen el deber de exigir y usar sus funciones para lograr que su provincia se desarrolle y sea tomada en cuenta por el Estado Dominicano en ese sentido. Al terminar la reconstrucción el año pasado el tramo carretero de 26 Km. Cruce de Ocoa-Ocoa, el pueblo y sus visitantes ha quedado maravillado en su gran mayoría, y a la misma vez quedando algo hipnotizado o idiotizado, sin sentarse detenidamente a pensar que el tramo de más importancia para la provincia es el de Piedra Blanca-Rancho Arriba-Sabana Larga, puesto que el tramo reconstruido estaba en mejores condiciones y por consiguiente transitable.
Otra obra que se incluyó el año pasado fue el tan exigido puente que comunica Ocoa con los demás municipios y 3 de los 4 distritos de la provincia, construido con gran calidad y como lo quería el pueblo, pero el tiempo pasa y un problema que se genera por la lluvia en uno de los extremos del lugar, a la entrada del puente, sigue latente y nadie se ha preocupado por resolverlo porque están esperando "poner candado después que le roben", osea esperan una fuerte lluvia que incomunique esa entrada e inunde un sector de la zona. Con el inicio de la temporada ciclónica dentro de unos días, parece que esta prueba está muy cerca, pues están apostando a la suerte que hemos tenido de no enfrentar fenómenos atmosféricos en los últimos dos años. El proselitismo político disfrazado y a destiempo, concentra a las autoridades en otros temas insignificantes y clientelares que no ayudan al desarrollo del pueblo, más bien los hacen esclavos de un círculo vicioso de "tira y jala", el "yoísmo" y el "salvarme yo y los demás que se fuñan" o "que el diablo se lleve al demonio", no sabiendo que esa salvación es efímera y al final pierde la población por completo de la que ellos son parte.
La bonita decoración de algunas lomas en el trayecto Cruce de Ocoa-Ocoa es como un espejismo que no permite ver lo que nos merecemos los ocoeños, ni que esa carretera fue diseñada como un corredor, incluso hasta de doble vía, pero que con el cuento de la sobrevaluación y cambio de mandatario nos tuvimos que conformar con una reconstrucción de 26 Km. que solo es asfalto, canaletas y decoración de lomas, quedando atrás la reducción de curvas, ampliación de los puentes y la incertidumbre en el paso de la entrada de El Limón. Pero tampoco nos permiten ver que le están dando larga a la reconstrucción de la verdadera carretera del desarrollo de San José de Ocoa, que comprende de Sabana Larga, cruzando por Rancho Arriba hasta llegar a Piedra Blanca y a la autopista Duarte, lo que sería una unión automática del Sur y el Cibao, que de suceder por esta ruta, le restaría importancia unirla por otro lugar, cosa que muchos interesados no quieren, principalmente de la tierra natal del presidente Danilo Medina.
Casi arribamos al medio año del 2014 y no hay señas de intensiones para comenzar los trabajos de la carretera, cuando se anunció que fue aprobado un préstamo en Brasil  por 200 millones de dólares con lo que se reconstruiría ese tramo carretero, y hasta picaso en el mes de enero se anunciaron con "bombos y platillos". La realidad es que muchos ocoeños y ocoeñas que viven en Santo Domingo, otros pueblos del país, Estados Unidos y otros países, ven como un acontecimiento "único" y maravilloso la reconstrucción de ese tramo de 26 Km.; cuando lo transitan y porque así se lo han vendido por las redes sociales y medios de comunicación que no ven más allá de "3 pesitos" y lo que su capacidad les permite, no sabiendo que el desarrollo de la provincia San José de Ocoa sigue secuestrado, porque el Ocoa Grande está del puente de Sabana Larga hacia allá, mientras que muchos sólo se quedan en el casco urbano donde la falta de empleo y la miseria es disimulada con el festín de los fines de semana.
El que ha transitado por la carretera desde el distrito municipal Nizao-Las Auyamas hasta el municipio Rancho Arriba de Ocoa y luego Piedra Blanca de Bonao, sabe que esa ruta no necesita tanta inversión para reconstruirla como por otra vía, porque es casi lo mismo que el tramo Cruce de Ocoa-Ocoa, sólo que más largo; asfalto, canaletas, puentes y decoración de lomas, sin la destrucción de ningún bosque, por lo que es un adefesio del ministro Gonzalo Castillo decir que desde el punto de vista ecológico es más conveniente por otro lado. Es evidente que por Ocoa el daño es mínimo, por no decir cero. Si el Estado quiere hacer "cuchimil" carreteras que unan al Sur con el Cibao, que las haga, pero no vengan con el cuento de que por otro lado es más conveniente, sabiendo que somos la segunda provincia con mayor número de metros de invernaderos, que vamos en crecimiento y que no hay más inversionistas por el mismo problema de ese tramo carretero.
El municipio Rancho Arriba, a pesar de ser la meca de los invernaderos, tiene uno de los mayores niveles de pobreza de la provincia, y habría que analizar varios factores, incluyendo que las riquezas están en manos de unos pocos y que hay muchos nacionales haitianos (que todos viven en pobreza o pobreza extrema), pero no cabe dudas que eso cambiaría con la construcción de ese tramo carretero, no sólo para ellos como municipio, sino para la provincia y el país que necesita de esa gran producción que sale a diario hacia los mercados y puertos internacionales, logrando el Estado Dominicano un aporte considerable y suficiente como para reconstruir la prometida carretera. Danilo Medina como presidente ha tenido la oportunidad de hacer un gobierno para la gente en todo el país, porque el pasado gobierno hizo las mega obras de autovías y carreteras esenciales para el turismo (una de las mayores fuentes de ingresos del país), además de dos líneas del Metro e inundado de túneles y elevados la capital dominicana, obras muy costosas y que han permitido que hoy en día se construya en los pueblos como Ocoa, pues si no estuvieran hechas esas importantes autovías y carreteras, ni siquiera podríamos pensar en el tramo Cruce de Ocoa-Ocoa.
San José de Ocoa ha hecho su fila de manera paciente por años y ha visto realizar una serie de obras viales importantes para el país, pero no es verdad que un tramo de 26 Km. debe ser el caramelo que nos colocaron para mantenernos conforme y dejar que se olviden de Rancho Arriba, que es el más importante municipio de la provincia en materia agrícola y en otras cosas más, que nos lleva a un desarrollo sostenible como pueblo. El progreso de Rancho Arriba es vital para que Ocoa crezca como provincia, que si bien llevamos 13 años como tal, no es hasta éstos últimos 4 años que hemos avanzado, debido a la orfandad de autoridades que teníamos, que sólo se concentraban en cosas vacías sin pensar en la colectividad como proyecto fundamental. Eran tan malos, que las autoridades de ahora parecieran no ser deficientes. Por lo pronto hay un conformismo, tanto de las autoridades como de las organizaciones de San José de Ocoa, así como de las personas que sólo se quedan en el casco urbano y no se acuerdan que la provincia es más que eso y que nos necesitamos todos para lograr que a Ocoa le construyan su carretera sin importar que el Estado quiera unir el Sur con el Norte hasta por Juana Méndez.