jueves, 14 de agosto de 2014

Declaración de una Agresión Cobarde y de Odio

VIDEO. Luego de un año de haber recibido una agresión con un garrote en mi brazo derecho de manera sorpresiva por la espalda cuando caminaba hacia mi casa en la calle Andrés Pimentel esq. calle Duvergé alrededor de la una de la tarde del 16 de agosto 2013, después de salir de la rendición de cuentas de la Alcaldía Municipal de San José de Ocoa, hoy decidimos publicar uno de los videos de la declaración de mi agresor donde confiesa el hecho y el motivo de la agresión, así como los que lo enviaron a esta tarea de odio. Tengo que decir que, en ese momento recibí un garrotazo de parte de un joven que se tiró de un motor conducido por su cómplice, me dio más arriba del codo y luego me tiró otro garrotazo que pude esquivar, al tiempo que mi agresor me dijo: "para que no sigan hablando jabladurías"; mensaje que fue enviado por quien lo contrató. A varios días del hecho, por la descripción del agresor, la policía lo pudo atrapar y llamarme para identificarlo, cosa que confirmé. Posteriormente el agresor decidió decir lo sucedido con la garantía de salir libre, declaración que grabamos con un celular ante la presencia del coronel de puesto en Ocoa. En sus declaraciones nos confirmó las sospechas del autor intelectual de esta cobarde agresión junto a su cómplice o marioneta, por lo que decidimos ir a la justicia de Ocoa, pero los encargados de eso en ese momento ya tenían todo "amarrado" con el autor intelectual; una "autoridad" sin ningún tipo de valores, pero que los "narigoneaba".
El agresor y uno de los cómplices fueron defendidos por tres (3) abogados "cheleros" adulones de Ocoa que no pensaron nunca en que eso le pudo pasar a un hijo de ellos o un familiar, donde cualquiera paga a un delincuente para agredir sin contemplación a quien sea por dinero, cosa que no se justifica bajo ninguna circunstancia. Del autor intelectual no me sorprende, pues un mafioso actúa como la mafia, incentivando el sicariato en jóvenes con necesidades, que solo los quieren para usarlos y hasta engañarlos. Así actúan los cobardes con odio en sus venas y que se creen poderosos, pero tienen que mandar a otros a dar por la espalda, cosa que es solo de gente rastrera y no los culpo, pues el que nace rastrero siempre será rastrero aunque se vista de seda. A mi agresor lo perdoné, porque no es más que una víctima de este sistema autoritario de personas que son más pobres que ellos en su corazón, pues ellos lo hacen por necesidad, mientras que el "intelectual" lo hace por odio; a éste último, que Dios y la justicia divina lo condenen. No seguimos el caso en la justicia porque está podrida, y un código penal muy benevolente con el delincuente, pero este video es más que suficiente para nosotros saber y que el pueblo sepa quien es el cobarde que me mandó agredir, cosa que no me lo inventé, sino que lo está diciendo el propio agresor que me dio en una situación que se pudo salir de las manos y quizás no lo estuviera contando. Sólo hay que ponerse en la situación del otro por un momento para saber que se siente o que usted haría. No soy una persona vengativa y dejo que se haga la voluntad de Dios siempre, porque soy un creyente y temeroso de él.